Atrapado entre ruinas mayas
"Atrapado entre ruinas mayas"

 

Mi aliento lleva picante.

Aquel chile habanero que probaba con recelo, cae ahora impasible ante mi paladar. Aunque mi osadía sorprenda a muchos mexicanos, a mi no tanto. Hoy hace 11 meses que entraba a México. Yo, tan iluso que a estas alturas me hacía comiendo paisa a pie de los Andes, no recaí en las voces que me alertaban de un país armado hasta los dientes.

El peligro aparecía a cada paso: amigos, familia, amor, manos hospitalarias; México tenía articulado un guión perfecto para aniquilar cualquier plan establecido.
Y qué mayor tesoro, entre los harapos de un nómada, que vivir prescindiendo del tiempo?
No cuento kilómetros, no tengo destino ni fecha final, ni siquiera tiempo para tener prisa. Pero siento que los vientos cíclicos del Atlántico han desajustado ese reloj sin manijas que anuncia al viajero la necesidad de partir. Llevo semanas atascado, necesito volar.

El Caribe me sedujo solo con escribir su nombre. El letargo marchitó esa relación, como pasó con Sandra o cualquier otra donde un alma libre anhela esa necesidad de volar.
Jugué a los piratas en Bacalar, pedaleé entre reservas de jaguares superando pasos en barca, y disfruté en un mar de viajeros a mochila; mientras la selva engullía mi avance y el calor avivaba mi alergia al turista.
Me pregunto cuándo llegué a odiar ese mundo maya comercializado. Quizás pisé demasiado la hipocresía de sus ciudades. O quizás me conmovió el despotismo sobre esos pueblos sin nombre. Ellos, los verdaderos nativos, no prueban ese pastel de dólares de un gobierno que los silencia a migajas. Desde la pobreza, su hospitalidad apaciguó mi paso, rebrotando mi amor por una tierra colonizada ahora por el turismo.

DSC_0204

Será el calor la causa de mi delirio? o será la fiebre con la que escribo? Mi familia de Couchsurfing en Palenque trajo tanta hospitalidad como mosquitos, en una parte de México en la que encontré más Dengue que Coca-Cola.
Hoy siento que corre algo dentro de mí, y esta vez no he tomado nada; yo que no tenía prisa…

DSC_0211-2

Pero el viento no solo trajo calor, también me devolvió a Sandra y la historia de un intenso amor con guión imposible. Hemos vuelto a compartir destino, a cabalgar durante semanas ante la mirada de las ceibas; pero nuestra relación viajera, tan estable como la orografía de Chiapas, debe caminar libre. Lloramos hoy para sonreír mañana. Nuestra nueva despedida es otro hasta luego, o tal vez otro quizás.

Nunca me quedo sólo. La fiebre es mi nueva acompañante. Mosquitos, Dengue, Chikungunya…, mi paranoia me ha mantenido debidamente informado. Sus mosquitos no vuelan más de 100 metros en su vida, cosa que me hace mirar de reojo cualquier atisbo de agua estancada. Del primero existen 4 cepas en el planeta. Tras contraerlo (y superarlo), el cuerpo se hace inmune, eso significa que sólo puede darte 4 veces, aunque la segunda puede ser más dura o hemorrágica (su versión más letal). De Chikungunya, el primo-hermano que quiere quitarle el trono, sólo existe un serotipo; sólo puede darte una vez. Mi fortuna radicaría en que el Dengue nunca se contrae de nuevo en menos de un año, por las defensas cruzadas que el cuerpo genera.
A falta de pruebas, no queda más que el reposo, aunque resulte paradójico que finalmente sea un ser tan minúsculo el que me detenga.

Guatemala está ahí, la oigo llamándome desde hace tiempo.
Hasta desde los Andes que tanto sueño, llegan ecos lejanos que retumban en mi sien, «avanza, levántate!»
–Y allá voy!–, digo, entre mosquitos. Pero no es mi voz, es la de Speke o la de Livingstone dentro de otra alma exploradora que no quiere cesar su sueño: recorrer el mundo.

 

[wp_connect_like_button href=”” send_button=”disabled” layout=”standard” width=”600″ show_faces=”enabled” verb=”like” colorscheme=”light” font=”arial” ref=”” /]

Sigue la aventura.. ^_^

El álbum solicitado no puede ser cargado en este momento. Error: OAuthException Code: 10, (#10) This endpoint requires the 'manage_pages' permission or the 'Page Public Content Access' feature. Refer to https://developers.facebook.com/docs/apps/review/login-permissions#manage-pages and https://developers.facebook.com/docs/apps/review/feature#reference-PAGES_ACCESS for details.

Dani Ku

Dani Ku

Viviendo en bicicleta he descubierto que cada día puede ser eterno.
Nunca imaginé recorrer el mundo o vencer al tiempo.
En éste modesto taller de letras e imágenes, espero contagiar un sueño: no hay nada excepcional, no dejes de soñar, tú también puedes hacerlo.
Dani Ku

Latest posts by Dani Ku (see all)

20
Responder

avatar
12 Comment threads
8 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
0 Comment authors
Rogelio EcheverriLilia ValenciaKarla Piña RenaudRaul Ferraz HuguetNuri Peke Recent comment authors

Bellisimo.

Gracias Puc! ^_^ Un abrazo gigante!!

Ánimo hermano, que te esperan paisajes y gente increíble en el sur

Gracias Enrique!! No tengo duda! Abrazos desde México!! x)

Super xula la foto!

Gracies guapa!! Petons!

aiii los mosquitosssss!!! ufff a mi me aniquilan aqui … no se que seria de mi ahi……ánimo Dani!!!!! tq hermnanitoooo!!!

Yo ya he comprado el repelente xa cuando vayamos en noviembre jajja

Recuerda Dani: “Piano, Sano e Lontano”

Siempre presente!!! 😉

Continua con la vida dificil Paisano!!! Suerte!!! 🙂

Gracias Rogelio!!! Abrazos desde Chiapas!

Pedale duro para que llegue a Colombia en Diciembre a ya nos vemos 🙂

Ya me viii en enero!! Saludos Danieluco!!

Jajaj, claro que síííi!!! Todo llega!!!! 😀 Besitos dsde Palenque!

Pedalea suave pero constante!! Un abrazo enorme Dani

Gracias guapa! Muchos besos desde Chiapasss :*

Precioso

Gracias Raulako por dedicar un rato a leerlo!
Un abrazo enorme!!!!!! 😀

Mil gracias Vane!!! Aguanta por Argentina q en un tiempito t hago una visita ^_^